· 

Si los HOTELES fueran VINOS como elegiría

El artículo de hoy será mas divertido.

Estaba dándome cuenta lo parecido que es elegir vinos y hoteles y en base a esta ocurrencia va la participación de hoy.

 

Para los amantes  de los vinos, esta por descontado que el precio si importa al momento de elegir porque asegura un nivel de calidad y sabor adecuado, el enófilo no elige lo mas barato, sino el vino que entrega un balance entre características y precio, de acuerdo a la ocasión lo que va acompañar.

 

Al menos a mi parecer esta manera de elegir funciona para hoteles!!

 

Sigue leyendo para que te enteres por que...

 

 

En primer lugar debo destacar las similitudes entre los tipos de hoteles y vinos que consideramos para esta lista en 5 categorías relacionadas con vinos, aprovechando las libertades literarias que me da este espacio y sin ánimo de herir susceptibilidades:

  • Hotel Tetrapak
  • Hotel Lambrusco
  • Hotel Crianza
  • Hotel Reserva
  • Hotel Gran Reserva
  • Hotel Aspiracional o Inalcanzable

 


El Hotel Tetrapak


Tal como con el vino en esta presentación, se trata de un Hotel muy Económico en el que ni te preguntas que ofrece sino que este muy pero muy barato.

 

Desde el "empaque" puedes ver que no tiene las mejores fotos en Internet, las habitaciones con amueblados caseros, sabes que no te aportará un gran servicio, así como el vino, da igual en que te lo sirvan dado que no tiene taninos, ni cuerpo ni persistencia en boca, del mismo modo es un Hotel al que no le exiges nada mas que sea un lugar limpio para pasar la noche. 

 

Es el vino que solo comprarías para cocinar, hacer calimochas o  un clericot que alcance para un buen número de personas que te dirán que esta rico pero que ni relevancia tiene con que vino lo hiciste. Así mismo esta categoría en hotel no se caracteriza por ser memorable y hasta cuesta trabajo recordar su nombre después de tiempo. 

 

La categoría  "Hoteles Tetrapak" engloba desde los hoteles de paso, los de 3 estrellas, uno que otro Airbnb.

 

Es reconocido por conductores trasnochados en busca de refugio en sus memorias de viaje como aquel veintiúnico hotel de algún rincón olvidado por el desarrollo, en el que pasaron la noche, solo para comprobar al día siguiente al continuar la ruta que unos pasos mas adelante había otros 10 con mejor cara, pasando a las anécdotas viajeras sin recordar ni el nombre.

 


El Hotel Lambrusco


El "Hotel tipo Lambrusco" como el vino, es pretencioso, aún accesible, como es dulce y tiene espuma es muy popular por lo fácil que es de beber, aunque es económico ya te ven feo si no lo sirves en copa, es decir ya te sacan de alberca si te metes con camiseta y aún en temporadas bajas luce abarrotado, es un lugar con gran ambiente, su personal aunque con carencias le echa muchas ganas.

 

Si es de playa, seria el Todo Incluido accesible, si fuera vino, no es el que te gustaría porque tienes mejores aspiraciones, pero igual si ya te lo invitaron disfrutas y pese a que pudieras criticarle muchas cosas sabes que por el  precio no puedes exigir mas.

 

Así como con el Lambrusco, no cabe hablar de taninos, cuerpo o aromas tampoco, vas hecho a la idea de que en este hotel no habrá barra de bebidas premium, ni cenas de especialidad, veras mucha gente, podrás comer y beber todo lo que quieras. Sin duda te divertirás que es a lo que vas.

 

Si te dieran a escoger el vino para una cena romántica si el dinero no fuera factor pocos pedirían Lambrusco.

 

Así también si te dan a escoger hotel para una luna de miel sin importar el precio no sería la primera opción.

 

Y si te gusta el Vino y Hotel Lambrusco que mas da, tu disfruta que es lo importante, a menos que seas someliere no tendrías por que avergonzarte. 


Hotel Crianza


Hablamos de vinos que tienen un nivel de entrada bueno como un XA de Domec o algún Rioja, Rivera del Duero que ya estuvieron en una barrica algún tiempo.

 

Sabes que quedarías bien si lo llevas a una cena, y que se lleva bien con comida de nivel intermedio, no te molestaría que te apadrinar am un evento con ese vino.

 

Llevado a los hoteles sería como los hoteles de calidad inicial de una cadena como Barceló, Allegro, Occidental, Holiday Inn.

 

Ya en este nivel en los vinos empieza a tener sentido lel aroma,  color, cuerpo y más características que llevado al hospedaje se traduce en restaurantes de especialidad, shows de calidad, mobiliario moderno, excelente trato a los vinos ya los acompañas con tapas, jamones y los sirves en alguna cena más formal, regresando a la hotelería podrías elegirle para luna de miel o para vacacionar en familia sin pena y hasta con un poquitín de orgullo decir que te hospedaste ahí. 

 

El Hotel Joven al ser de cadena, cuenta con un estándar de calidad más consistente, una vez que te quedaste en uno, sabes que esperar de otro y te invita a "probar" así como en el vino primero pruebas el crianza y luego vas por un reserva de la misma casa, en la medida de lo posible te quieres hospedar la siguiente categoría de la marca. 

 

En cuanto al precio, tiene a ser algo mayor que el Hotel Lambrusco aunque no demasiado.

 

En el nivel Hotel Crianza ya te acuerdas del nombre y de los detalles que tienen durante tu estancia, normalmente quieres regresar.

 

Si pláticas con tus amigos que vas a quedarte en este nivel de hotel asienten con la cabeza reconociendo que es bueno y hasta bromean que los lleves aunque sea en la maleta,  así como cuando dices que probaste un Vino Crianza calidad normal, es accesible pero en general bueno. 


Hotel Reserva


Llegamos a las grandes ligas. Aquí comienza a importar menos el precio y más las bondades tanto de los vinos como de los hoteles.

 

Los precios comienzan a ser altos aunque aún pagables. 

 

Si de vinos se trata hay marcas como Gran Coronas Reserva de Miguel Torres o Marques de Cáceres Reserva por poner ejemplos.

 

En hoteles serían cadenas como Riu Clásicos, Iberostar, Melia y algunos Barceló. 

 

Son vinos aromáticos, con mucha fuerza, taninos aterciopelados, gran cuerpo, color intenso, bastante largos y con sabor persistente ideales para maridar con cortes finos. Dicho sea de paso se requiere cierta sensibilización para apreciarlos.

 

Los Hoteles Reserva normalmente tienen varios restaurantes, spa, gym, shows de calidad en vivo, atención mas personalizada, servicio a la habitación, en fin muchas ventajas por lo que al igual que con los vinos de esta categoría tienen a tener precios algo elevados aunque justificados por el nivel de servicio.

 

Cuando refieres que te hospedaste en uno ya te confiere un cierto reconocimiento de estatus y hasta llega a causar cierta envidia mal llamada "de la buena".

 

Al igual que los vinos estos hoteles tienden a ser mas serios, ceremoniosos y hasta cierto punto un poco aburridos. La clase no se lleva muy bien con lo jacarandoso, sin duda vale la pena probar esta categoría para que no te cuenten y decidas si es para tí con conocimiento de primera mano.

 



Hoteles Gran Reserva


Pudiera aparentar que esta categoría es la misma que la anterior pero mas cara, pero no es así, al menos como en los vinos apreciar estos niveles requiere sentidos mas afinados porque al ojo poco entrenado se ven muy, pero muy parecidos.

 

 

Sin embargo "el diablo" siempre esta en los detalles.

Y en los hoteles Gran Reserva es ahí donde esta la diferencia, con servicios de concierge que es una suerte de mayordomo, todos los empleados te saludan por tu nombre, saben que has estado pidiendo en el bar, encuentras detalles en la habitación, pasan a destender parte de la cama para que sea fácil meterse para dormir, las amenidades de baño huelen riquísimo, las áreas tienen diseño de aroma que huele justo igual cuando vas a otro hotel de la cadena aunque este del otro lado del orbe que se imprime en tu memoria olfativa. Que decir de las cenas de especialidad, son fuera de serie.

 

Los encuentras en marcas como Riu Palace, Iberostar Selection, Hard Rock, Secrets y Hoteles Palace por mencionar algunos

 

Por otro lado si exige un nivel sociocultural elevado, respetar normas de urbanidad  y van un poco mas allá de lo común en cuanto a normas  de vestimenta.

 

 

Si bien sus tarifas son algo mas elevadas, aun son pagables y vale la pena darse un lujo de vez en cuando.

 

Sin duda toda una experiencia tanto los hoteles como los vinos gran reserva, totalmente memorables.


Hoteles Aspiracionales o inalcanzables


Llegamos a las grandes ligas de los vinos y los hoteles.

 

En cuanto a los vinos va desde algo mas elevado comparado con la categoría anterior (unos $1,000 pesos por botella), hasta los inalcanzables como el Chateau Petrus (vale mas de $90,000 pesos mexicanos una botella de 750ml)

 

Siendo franco cuando de vinos se trata, requiere mucha sensibilidad en los sentidos, abrir la mente a la idea de pagar el precio, ademas de que debe ser acompañado con comida gourmet acorde este nivel solo para el que exige lo mejor del mundo, se trata de la mas alta calidad y no cantidad.

 

En cuanto a los hoteles encontramos de este nivel al multi premiado Hotel Xcaret México con su All Fun Inclusive con parques incluidos que aunque elevado de tarifa se compensa con lo que ofrece.

 

Sin duda marcas aspiracionales como: Grand Velas, Dorado Maroma Palafitos, The Fives, Zoëtry, etc.

 

Que podemos decir de este segmento, son lo mejor, de lo mejor.

Con servicios ultra personalizados, las mejores propiedades, vistas y valores agregados, como restaurantes con cocina de autor con estrella Michelin.

 

Aparte de requerir gustos muy refinados, también exige carteras holgadas, aplicando aquel slogan: "se que es un lujo pero creo que lo valgo".

 

Lujo que hay que probar al menos una vez en la vida, con el riesgo de que te guste y ya no quieras ir a otro lugar de nivel inferior.

 

Si decides hospedarte en este nivel o ya lo has hecho anteriormente, tendrás una experiencia memorable que pocas personas pueden darse. 

 


¿Como elegir un hotel cual si fuera vino?


Bien. Hasta aquí solo he descrito de que se trata cada clasificación, ahora veamos como podemos elegir.

 

Elegir vinos no es nada sencillo, debes tomar en cuenta la ocasión, el maridaje (es decir con quien voy a viajar) y el presupuesto.

  1. Ocasión, considero este punto el mas importante, si es una luna de miel o escapada romántica es muy diferente que si vas solo y se hace de noche en carretera.
  2. Compañía, que voy a servir, si es algo informal como por ejemplo un viaje con varias familias, pues es un desperdicio ir por el hotel Aspiracional, así que se ha de tomar en cuenta.
  3. Presupuesto, una vez puestos en la mesa los otros 2 puntos se ve de entre las opciones del nivel de que se trate valorando las amenidades que ofrece cada uno. Es muy común que nos cruce la mente la idea de elegir la tarifa mas económica que luego es la que tiene mas restricciones y que no incluye servicios que solemos consumir en nuestros viajes que se cobran como adicionales y resultan ahorros mal entendidos.

Pues bien, llegamos al final del artículo, como podrás ver si hay similitudes entre elegir vinos y elegir hotel.

 

Te invito a que nos comentes que te ha parecido

 

Escribir comentario

Comentarios: 0